Usted está aquí

Block title
Block content

El proyecto de Siembra de libros busca contribuir a despertar el interés por acceder a otros mundos posibles a través de la lectura y fomentar el hábito de la lectura a las personas que forman parte de la comunidad. En síntesis, contribuye a propiciar la lectura, desarrollando la socialización, la creatividad y la participación en un marco de respeto y solidaridad. La idea consiste en dejar y encontrar libros en espacios públicos, donde todos tengan la posibilidad de acceder a ellos. Es una invitación a sembrar el mundo que queremos cosechar.

  • keyboard_arrow_down ¿Cómo funciona?

    Las actividades el Proyecto de Siembra de Libros están organizadas en función de 4 etapas, las cuales engloban varios pasos a seguir para lograr los grandes hitos que estructuran al proyecto. La primera contempla la promoción de la lectura a través de distintos proyectos institucionales. Desde el inicio de las clases se trabaja en seguimiento de un autor, de un personaje prototípico, en espacios de lectura por placer, en cruzar medios audiovisuales con distintas lecturas, etc. Estos proyectos se realizan en los tres niveles escolares.

    Luego, los estudiantes difunden el proyecto dentro y fuera del ámbito escolar, y se encargan de la recolección de textos y clasificación de los mismos. Con esta información, se arman las bibliotecas que se van a llevar a cada lugar y un equipo da forma al evento central de la siembra. Los docentes preparan a los estudiantes a partir de distintos tipos de lecturas y de la realización de proyectos motivadores en relación a la literatura y eligen que proyecto presentarán el día del evento.

    El momento de siembra debe ser festivo e incluir la participación de padres y de distintas escuelas y personas de la comunidad. Se espera que todos tengan distintos espacios de lecturas, muestras de arte y stands de distintos espacios literarios. Se finaliza el evento armando una caravana que sale a repartir las mini bibliotecas en los bares, centros de salud, clubes y distintos puntos de afluencia de públicos.

    Por último, la experiencia de siembra busca recolectar sus brotes. Las mini bibliotecas muestran que las personas se contactan con buena literatura en distintos espacios de la ciudad, vinculando a la escuela con diferentes actores de la comunidad por medio de las actividades literarias. La escuela pasa a ser un espacio que enseña y promueve hacia adentro la lectura y desborda su proyecto educativo hacia el resto de la comunidad.

  • keyboard_arrow_down Referencias

    Esta iniciativa surge a partir de un movimiento que se origina en los Estados Unidos y que se llama “bookcrossing”, que se propone unir a una comunidad a través de la lectura como actividad colectiva.

  • keyboard_arrow_down Fuentes

    Goodman, K. (1994). “El proceso de lectura: consideraciones a través de las lenguas y el desarrollo”. En E. Ferreiro y M. Gómez Palacios (Comps.), Nuevas perspectivas sobre los procesos de lectura y escritura (8o ed.) (pp. 10-13). México: siglo XXI Editores.
    Petit, M. (1999). Nuevos acercamientos a los jóvenes y a la lectura. México: Fondo de Cultura Económica.
    Petit, M. (2001). Lectura: espacios íntimos y espacios públicos. México: Fondo de Cultura Económica.

insert_linkVisitar el sitio